Fana de Genestaza
 
 
     
 
 
     
 
Uno de los más singulares fenómenos geológicos de Asturias
 
 
Al final de Tuña la casa natal del general Riego, casa de La Chamborra, marca el rumbo a seguir. Remontando el río, se cruzarán los pueblos de Torayo (Tourayu) y Puentecastro (La Ponte Castru), pasando frente a la ermita de San Juanín. Un desvío posterior conduce a la izquierda por una subida estrecha y de pendiente fuerte al pueblo de Genestaza. Castaños, hayas, abedules y robles imponen su presencia callada. En la ladera de oriente, veremos asomar elevadas pero humildes las casas de Los Tornos. Genestaza es una aldea semihabitada, con casas restauradas por habitantes que siguen acudiendo en periodos vacacionales. El templo parroquial, de Santa María, fue fundado en 1766 y aunque en mal estado, conserva pinturas originales. En la antigua escuela pública funciona actualmente un albergue. A la salida del pueblo se encuentra uno de los más singulares fenómenos geológicos de Asturias: la llamada fana de Genestaza (Xinistaza). Desde el siglo pasado en que tuvo lugar el primer desgaje, la ladera occidental de la Sierra de La Cabra se va desmoronando paulatinamente, haciendo aflorar un impresionante espectáculo de cuarcitas arrastradas por un reguero de agua. Siguiendo camino hacia La Azorera se percibe mejor el pueblo de Genestaza tendido en la ladera y a su lado los materiales arrastrados por el desgaje de la sierra. Unos tres kilómetros más adelante, en La Azorera hay oportunidad de apreciar mejor las auténticas dimensiones de este fenómeno geológico. En la plazoleta de este pueblo termina el asfalto, no obstante aún se puede continuar remontando el curso del río a pie, en caballo o bicicleta de montaña. Se bajará por una pista empedrada hacia el fondo del valle para ascender después entre prados y montes hasta la braña de Los Cadavales, ya en el concejo de Cangas y en límite del Parque Natural de Somiedo, a 1300 metros de altitud. Los Cadavales son un gran mirador natural desde el que se contempla el valle del río Pigüeña y dominios de los concejos de Cangas del Narcea, Belmonte y Tineo.